Noticias » details

Control deL sistema de aire comprimido en la industria durante el invierno

Comienza el invierno

Terminó el verano y comienzan a bajar las temperaturas, lo que conlleva un aumento de los riesgos en los procesos de producción de fluidos, ya que el aire frío absorbe menos humedad que el aire caliente. En caso de que el aire se enfríe por debajo de la temperatura de punto de rocío, a buen seguro que el agua condensada acabará goteando.

La condensación en los sistemas de aire comprimido de las industrias

La condensación supone un peligro importante para los distintos procesos de producción de las plantas industriales. Las superficies de acero empiezan a corroerse con aproximadamente un 30% de humedad relativa. Si no se toman medidas, el óxido empieza a aparecer en las líneas de aire comprimido y otros elementos funcionales generando daños importantes y con el tiempo puede provocar un fallo total en el sistema de aire comprimido.

Las válvulas y otros dispositivos del sistema de apagado se corroen y originan defectos mecánicos debido a la interrupción de las láminas lubricantes de las herramientas del aire comprimido. Como hemos dicho, si las temperaturas son bajas, no solo puede ocurrir un efecto condensación, sino que esa condensación puede incluso congelarse con el consiguiente peligro de bloqueo de las válvulas neumáticas, cilindros neumáticos y otros dispositivos.

Con todos estos riesgos, el proceso de producción de fluido se resiente y puede derivar en una parada de la producción de la planta por un tiempo indeterminado. Por tanto, la calidad del aire comprimido es un aspecto esencial para evitar que se produzcan bloqueos en la instalación.

Las secadoras

Cuando existe una sobresaturación de la humedad en el aire comprimido es preciso utilizar secadoras específicas. En el caso de las secadoras de refrigeración, cuando el aire comprimido se enfría, el exceso de agua termina goteando y se desagua a través de un desagüe de condensados. Las secadoras de absorción hacen su trabajo y extraen la humedad mediante absorción directa.

Sin embargo, ni las más fiables secadoras de refrigeración pueden extraer en su totalidad los condensados por sobrecarga, ya que los desagües pueden estar sucios o defectuosos. También puede ocurrir una inundación del desecante, lo que determina una sustitución inmediata del mismo.

Para garantizar que todos estos peligros no sucedan en su sistema de aire comprimido, desde CS Instruments recomendamos la instalación de un sistema de monitoreo con dispositivos de medición y alarmas de aviso para secadoras de refrigeración y absorción.

También disponemos de todo tipo de equipos especializados para evitar cualquiera de las eventualidades que hemos comentado anteriormente. Uno de los más eficaces es el DP 500, un medidor portátil de punto de rocío.

DP 500

Este medidor de punto de rocío DP 500 es ideal para medir el punto de rocío en cualquier secador hasta -80º Ctd. Dispone de un display gráfico de 3.5" con pantalla táctil que hace muy sencillo su manejo. En la pantalla aparecen las curvas de medidas coloreadas, además de la indicación gráfica del punto de rocío y un seguimiento del funcionamiento del secador en el tiempo.

Se pueden almacenar hasta 100 millones de valores medidos con fecha y nombre del archivo de medición y transferirlos al ordenador mediante un USB stick. Las mediciones se pueden evaluar fácilmente con el software CS Soft Basic. Tanto los datos medidos como los informes se pueden exportar con rapidez y facilidad. Calcula parámetros de humedad como g/m³, mg/m³, ppm V/V, g/kg, °Ctdatm y tiene hasta 8 idiomas seleccionables.

Es solo un ejemplo de lo que CS Instruments puede proporcionarte. No dudes en consultar con nosotros para cualquier necesidad, disponemos de todo tipo de equipos para aire comprimido.

Consulta ES

Product Request

Oficina de ventas
Avd. Villa de vallecas, n° 15 A
28031 Madrid
Teléfono: +34 (0) 91 331 57 58
Fax: +34 (0) 91 331 62 30
E: info@cs-instruments-spain.es