Noticias » details

Usos del aire comprimido en el sector industrial

El aire comprimido es un componente esencial en el sector industrial, para accionar maquinaria o como actuador de válvulas, por ejemplo. Los caudalímetros de aire comprimido también se han convertido en elementos imprescindibles para las instalaciones industriales para comprobar el funcionamiento correcto de este aspecto.

 
Estos son algunos de los usos del aire comprimido en el sector industrial.

Plantas de productos alimenticios y bebidas: el aire comprimido debe estar exento de aceite para llevar a cabo un control exhaustivo de válvulas y actuadores en las plantas de envasado y llenado de estos productos. El aire comprimido es el encargado de evitar que se contaminen por algún fallo en los procesos de producción. A la hora de transportar productos como la leche o el cacao por los tubos de la planta industrial, el aire comprimido ejerce de protector, también en la fermentación del vino, la cerveza o el yogur.

Industria textil: se utiliza el aire comprimido para poner en marcha determinadas herramientas neumáticas y para la limpiar peines y agujas, algo imprescindible para que funcionen adecuadamente los telares. La innovación tecnológica ha conseguido que el chorro de aire se utilice para tejer a gran velocidad y con un nivel de eficacia increíble.

Talleres de carpintería metálica y madera: se usa el aire comprimido en las grapadoras, prensas y remachadoras neumáticas, que son capaces de taladrar metales mediante pistones neumáticos.

Fábricas de muebles: las pistolas de aire comprimido consiguen unos acabados excelentes en el ensamblado y la tinción de muebles, algo que contrasta con los métodos tradicionales de lacado y pintura que cada vez se utilizan menos.

Talleres de chapa y pintura y mecánicos: si se dispone de un buen compresor de aire, las reparaciones se efectúan con mayor rapidez y precisión. Además, con la pistola aerográfica se pueden pintar materiales pulverizables de forma controlada tras mezclarse por conductos independientes. En los talleres mecánicos, el aire comprimido se utiliza como elemento habitual en herramientas neumáticas como atornilladores y taladradores neumáticos, clavadoras, remachadoras, etc.

Industria del calzado:  se usa el aire comprimido para mantener la presión en la instalación de fabricación del calzado vulcanizado. En la parte final del proceso se utilizan pistolas de aire comprimido para pintar y barnizar los zapatos y obtener resultados excelentes.

 Estos son solo varios ejemplos de la utilización del aire comprimido en instalaciones industriales, por supuesto, existen muchos más y, como hemos dicho al principio, el uso de caudalímetros y sistemas de medición para aire comprimido resulta un complemente esencial para el funcionamiento óptimo de las instalaciones.

CS Instruments dispone de una amplia gama de caudalímetros para aire comprimido, gases y fluidos acondicionados para uso interno y externo como los modelos VA 550 y VA570, de inserción o con secciones integradas.

También disponemos de estaciones registradoras de datos como la DS 500, tanto en versión fija como móvil, que permite controlar los gastos de las instalaciones mediante el análisis de los datos recogidos. Nuestros expertos pueden diseñar para tu empresa un plan de ahorro energético que se adapte a las necesidades y supere la nueva normativa ISO 50001. Consúltenos.

Consulta ES

Product Request

Oficina de ventas
Avd. Villa de vallecas, n° 15 A
28031 Madrid
Teléfono: +34 (0) 91 331 57 58
Fax: +34 (0) 91 331 62 30
E: info@cs-instruments-spain.es